La Fundació Ave Maria es una institución privada sin ánimo de lucro que atiende de manera especializada a personas con afectaciones mentales severas que necesitan asistencia en la mayoría de las tareas diarias. Este acompañamiento requiere de personal altamente especializado y de un seguimiento riguroso de la evolución de los residentes, que a su vez implica el registro y manipulación de una cantidad importante de datos. Para hacer frente a las necesidades tanto del personal asistencial como de los usuarios, la Fundación comenzó a desarrollar herramientas tecnológicas que facilitaban su tarea y mejoraban de manera exponencial el resultado.

Fruto del éxito de algunas de estas iniciativas y de la experiencia acumulada durante más de 30 años, la Fundación impulsó la creación del Instituto de Robòtica para la Dependència (IRD), un centro de investigación especializado que les permitiría desarrollar su actividad innovadora y consolidarse como un referente de ámbito internacional. Sus impulsores destacan que, al ser un centro de investigación pensado para y por sus beneficiarios, el I + D tiene lugar de la mano de los residentes de la Fundación así como de otros colaboradores desde el inicio, de manera que hay una garantía de viabilidad y transversalidad.

Ejemplos de proyectos tecnológicos

Os dejamos una muestra de sus proyectos tecnológicos, algunos finalizados y otros en proceso de desarrollo:

· Laundry ID, una lavandería Inclusiva: Sistema de distribución de ropa en la lavandería sin error para residencias de personas con gran dependencia, mediante chip inteligente y programa adaptado, gestionado por personas con discapacidad ligera. Más información aquí.

· El S3i, un sistema de gestión integral: programa informático que permite registrar toda la información sobre el residente, que genera alarmas y avisos a los profesionales y las familias si hace falta, manteniendo a todo el personal implicado con un alto nivel de preparación y motivación . Está vinculado a un programa de explotación de datos que elabora informes a partir de los datos que se han ido introduciendo.

· Programa Armoni: programa informático para desarrollar las habilidades cognitivas (imagen cabecera). Ahora, una nueva actualización incorporará el reconocimiento de emociones del usuario.

· Rehabibotics, robots asistenciales: para su uso en rehabilitación cognitiva de personas con discapacidad intelectual. En fase de desarrollo.

· Never Alone, una plataforma tecnológica: solución de teleasistencia, que facilita la coordinación entre los diferentes prestadores de servicios a domicilio a personas dependientes y que prolonga la estancia en el propio domicilio. Proyecto En fase de desarrollo.

· "Autonome", una solución para reconocer las emociones durante las actividades con el educador: Aún en desarrollo, permitirá reconocer el estado emocional de las personas con altos grados de dependencia y personalizar aún más las intervenciones terapéuticas de forma más eficaz, obteniendo un mejor desarrollo psicosocial.

· "Follow Me", un sistema de posicionamiento en dispositivos motorizados: Sistema que permite que un conjunto de hasta cinco sillas de ruedas puedan seguir la trayectoria del monitor sin la participación del usuario (que no tiene capacidad física o cognitiva para conducir -la). Proyecto en fase de desarrollo. Más información aquí.

Hablamos con el Director de Investigación del IRD

¿Apostar por la innovación tecnológica es rentable? ¿Qué le aporta a un usuario? Y a un educador? ¿Qué hay que hacer para que estas iniciativas se apliquen a otras entidades? ¿Cómo ves el futuro de la Tecnología asistencial?

Hablamos con Joan Oliver, Director de Investigación del Instituto de Robótica para la Dependencia.