En un mundo digitalizado, disponer de una página web se vuelve casi imprescindible para poder llegar a nuestro público. Sin embargo, el número de webs que luchan por destacar en Internet también es mayor que nunca, y ésta es precisamente la primera batalla: la visibilidad.

Para conseguirlo, los motores de búsqueda son fundamentales. Google es el buscador más utilizado en todo el mundo y, muy a menudo, la primera herramienta que las personas utilizan para buscar un servicio o una información que les interese. Una buena estrategia de SEO puede ayudarnos a obtener una buena visibilidad en estos buscadores y atraer tráfico a nuestra web.

Pero, ¿qué son las estrategias SEO?

Las estrategias SEO (Search Engine Optimization o Optimización de los Motores de Búsqueda) son aquellas técnicas enfocadas a conseguir un mejor posicionamiento web, es decir, situarse en las primeras posiciones de resultados en las búsquedas webs.

Por ejemplo, si una entidad se dedica a la adopción de perros en Barcelona, su interés es que los usuarios que busquen "protectora de perros Barcelona" encuentren su enlace entre los primeros resultados. Es crucial que aparezca en la primera página, ya que el 90% de clicks a webs se dan en ésta, en comparación con los resultados de la segunda o la tercera.

¿Por qué nos interesa aplicarlas en la web de nuestra entidad?

Las estrategias de SEO para entidades y ONG funcionan de manera ligeramente diferente a la de las organizaciones comerciales. Un buen posicionamiento puede cambiar completamente el éxito o no de una campaña. Algunas claves serían:

  • Transparencia: Nos permite clarificar nuestros objetivos, como nuestra entidad trabaja para conseguirlos y cómo se utilizan las donaciones.
  • Expansión: Una buena posición a buscador nos permite llegar a un público nuevo y dar a conocer nuestra causa a más personas.
  • Financiación: Un mayor público significa un acceso más fácil a todas aquellas personas que desean contribuir económicamente a las campañas.

Consejos para optimizar el SEO

Los algoritmos de Google toman cientos de criterios para ordenar las webs, pero aquí te destacamos algunos de los más importantes para obtener un buen posicionamiento web:

1 – Elige bien las keywords

Conviene dedicar tiempo a investigar de las keyword o palabras clave más adecuadas para nuestro contenido. Normalmente elegiremos una keyword principal (incluyendo sinónimos: los buscadores sabrán reconocerlos).

  • Consulta las estadísticas de tu web. Evalúa el origen del tráfico, la procedencia, la demografía y los conceptos de búsqueda.
  • Revisa las actividades de otras entidades similares a la tuya. Recuerda que no podrás competir directamente con webs muy potentes.
  • Utiliza herramientas como Google Adwords Keyword Planner.

2 – Estructura el contenido

La calidad y la estructura del contenido es fundamental en las estrategias SEO. Si nuestro contenido es útil y relevante, tendrá más interacciones y será premiado por los motores de búsqueda. Nuestro foco debe ser crear contenido original y con perspectivas únicas.

Para optimizar el contenido hay que tener en cuenta algunas claves:

  • Título: incorpora tu keyword, si es posible, entre las primeras palabras.
  • Primer párrafo: es preferible que la keyword o derivados aparezca entre las 100 primeras palabras.
  • Evita repeticiones: si bien nos interesa repartir las keywords por todo el texto, no conviene utilizar siempre la misma. Usar sinónimos o palabras que Google relacione con la que quieres (LSI keywords).
  • Añadir secciones: mediante encabezados como <h2>, no sólo hacemos el contenido más atractivo y fácil de leer, también favorece nuestro posicionamiento.
  • Optimiza las imágenes: los nombres de archivo de las imágenes también deberían contener nuestra keyword, ya que también cuentan para el buscador.
  • Elige URLs cortas: los motores de búsqueda prefieren URLs cortas, inteligibles y que contengan la palabra clave.
  • Opta por contenidos largos: los buscadores premian la longitud, pero no añadas texto de poca calidad. Una buena medida estaría alrededor de 1.500 palabras (éste articulo contiene unas 1.100).

3 – Utiliza un diseño responsive

El diseño responsive es popular y necesario hoy en día. Si tu web es sólo para ordenadores, lo tendrás difícil para que Google te posicione favorablemente, ya que la mayoría de usuarios entran en Internet mediante el móvil. Sistemas de gestión de contenidos como Wordpress y Drupal suelen estar ya optimizados para una buena visibilidad móvil.

Una buena experiencia de usuario determinará la calidad de nuestras visitas. Un diseño poco "user-friendly", por el contrario, puede hacer que perdamos posibles simpatizantes y donantes en nuestras campañas. Algunos consejos en este ámbito:

  • Web rápida. Los usuarios suelen tener poca paciencia y unos tiempos de carga elevados pueden hacer que se marchen antes de tiempo.
  • Navegación fluida. El contenido debe ser fácilmente legible, bien estructurado y de navegación dinámica para guiar y facilitar la experiencia de usuario.

4 – Optimización local

La posición geográfica es un elemento tan importante como cualquier otro: los buscadores incluyen el criterio de localización en sus rankings. Además, la tendencia de añadir las ubicaciones a las palabras clave long tail (por ejemplo, "atención a jóvenes" + "barcelona") va en aumento.

Para optimizar nuestra web de forma local podemos:

  • Añadir Google Maps en nuestra web y en nuestra página de contacto: Google dará prioridad a aquellas páginas que cuenten con su servicio de mapas.
  • Crear un perfil en Google+: una página activa en esta red social no sólo ayuda a dinamizar la web, también nos ayuda en el posicionamiento local en Google.
  • Incentivar las puntuaciones: una puntuación alta es útil para conseguir un mejor ranking en Google, pero también contribuye a nuestra imagen de marca y la credibilidad y respetabilidad de nuestra entidad.

5 – Repercusión social

Conseguir que otras webs redirijan a nuestra página es una métrica importante para Google. Por suerte, las entidades y ONG suelen transmitir ciertos valores de confianza que hacen más fácil conseguir este tipo de links.

Las redes sociales como Facebook, Instagram o Twitter juegan un papel clave. El contenido social aporta una mayor visibilidad en los buscadores y ayuda con el tráfico. Para este fin, debemos procurar crear contenido relevante con las keywords correspondientes y utilizar sólo aquellas redes que podamos mantener activas.

6 – Evalúa los resultados

Las entidades y ONG han de estructurar muy bien su presupuesto; revisar la eficacia de las estrategias SEO se vuelve indispensable.

Para revisar nuestras acciones SEO, conviene vincular nuestro web con Google Analytics. Esta herramienta nos permitirá ver qué estrategias han favorecido el tráfico y qué contenido es el que genera más interacciones e interés entre los usuarios.

 

 

Fuentes:

Winspire. What is SEO and How Can It Help My Nonprofit?

Hats off digital. SEO strategy for NGO’s.

Mullbrand. Pequeña Guía de SEO para principiantes.

Marketeros Hoy. 10 Consejos SEO para mejorar tu posicionamiento web.